memorias del suelo

Download Memorias del suelo

Post on 17-Feb-2017

31 views

Category:

Art & Photos

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

Presentacin de PowerPoint

Memorias sobre el sueloAnotaciones sobre La imagen intermitente. Espera y contestacin ante la presencia desnuda de lo otro

Alejandra Gmez VlezSustentacin de la tesis de maestra en esttica:La imagen intermitente. Espera y contestacin ante la presencia desnuda de lo otro.Octubre 31 de 2016.Facultad de Ciencias Humanas y EconmicasUniversidad Nacional de Colombia Sede Medelln

Jurados:

Ins Posada Agudelo Facultad de Filosofa y LetrasUniversidad Pontificia Bolivariana

Edith Arbelez JaramilloEscuela de ArtesFacultad de ArquitecturaUniversidad Nacional de Colombia Sede Medelln.

No hay que mirar muy lejos, slo mirar, quizs lo ms cerca posible, y preguntar a la mirada. En este caso, hoy, preguntaremos al suelo y a la tierra. Sarith Mang es un joven camboyano que esculpi en arcilla cientos de figuras pequeas para contar una historia, para mostrar una historia y crear un documento visual que fuese posible inscribir en la memoria. Mang esculpi todas estas formas bajo las inquietudes de Rithy Panh, hoy un eximio cineasta camboyano, pero siempre un sobreviviente al rgimen de los jemeres rojos, un grupo guerrillero que tom el poder de Camboya desde el 17 de abril de 1975 hasta enero de 1979, bajo el mando del dictador Pol Pot; rgimen que dej aproximadamente dos millones de vctimas. Rithy Panh tena 13 aos, perdi a toda su familia en manos del rgimen aniquilador, se qued sin rostro y sin nombre y por ello sobrevivi.

The missing picture. 1. Rithy Panh. 00:02:22 00:07:00

Ms ac de la imagen yace el mundo del idioma, de las explicaciones y de la historia. Ms all se abren las puertas de lo real: significacin y no significacin se vuelven trminos equivalentes. Tal es el sentido ltimo de la imagen: ella misma.

Octavio Paz, El arco y la lira. 1972.

La bsqueda se dirige hacia una imagen pensante, una imagen que nos permita pensar con ella y que contenga en s un potencial potico suficiente para resistir a distintas tensiones. Para ello, la imagen convoca voces y pensamientos plurales, que no se dejan atrapar en categoras, esta imagen franquea los horizontes totalitarios, no se deja encasillar en la totalidad. De ah que, para que la imagen resista a fuerzas contrarias debe ser intermitente, y aparecer en destellos, siendo su fragilidad su potencia y a su vez su va de acceso a la desaparicin. De igual modo se busca que esta imagen al ser mirada construya una posicin crtica ante el mundo y por tanto una posicin poltica. Aqu es pertinente aclarar, parafraseando a Didi-Huberman y a Benjamin (1934), que la imagen es poltica no porque ilustre una poltica, sino porque su acto de ser libremente imagen constituye ya un acto poltico.Las obras que me permiten pensar el devenir de la imagen para la memoria estn todas cruzadas por la ausencia, por la falta, y por ello pueden dialogar en una misma superficie. Pues coinciden en su condicin de imagen mnima, en su precariedad y es por ello que los contextos histricos, los tiempos y los lugares no las determinan como imgenes intermitentes, como imgenes pese a todo.

AlientoOscar Muoz1995Serigrafa sobre espejos metlicosDimensiones Variables

Algunas obras de tres artistas colombianos me dan estas posibilidades, para pensar con la imagen lo otro que nos interpela. Aliento de Oscar Muoz, logra con la emergencia de otros rostros desaparecidos en el espejo, gracias a la serigrafa sobre la superficie grasosa, ponernos en relacin con una sombra, vemos nuestro reflejo alternado con otro que no sabemos dnde est, del que no conocemos sino una pequea imagen, insignificante, pero potente por emerger de nuestro aliento. Esta obra, junto con las palabras de Maurice Blanchot y Emmanuel Levinas, me permiten sostener un movedizo dilogo de la imagen y la relacin imposible con el otro, pues el otro de Aliento, nunca se podr comprender, por ms cerca que est de nuestro rostro, se aleja, configurando as una relacin de la imagen con lo otro, lo desconocido, lo que est fuera del lenguaje.

Bocas de cenizas, Juan Manuel Echavarra, 2003-2004. Proyeccin de video.

El rostro se presenta como una epifana, est generalmente desnudo, es la instancia directa del hombre que se puede mirar, es lo primero que vemos y nos habla. Pero es distinto y lejano a su vez, no lo podemos comprender porque es otro. Bocas de Ceniza, obra de Juan Manuel Echavarra, es una imagen que contesta al otro y a lo otro como lenguaje plural y fragmentario. Son siete rostros que cantan historias sobre el conflicto en Colombia, son historias de sobrevivientes del conflicto. Pero son historias que son cantos, y slo por ser cantos ya son actos polticos. Aqu vemos una primera potencia poltica y potica de la imagen que nos permite enfrentarnos al otro.

Bocas de ceniza, Echavarra. (Fragmento - Rafael Moreno)

Volvamos a la imagen perdida. La arcilla es un coloide, es decir que est formada por dos fases, una continua generalmente lquida y otra dispersa en forma de partculas slidas, en otras palabras, podramos decir que la arcilla es slida y lquida, a su vez, resiste entonces a los contrarios; adems el trmino coloide viene de la raz griega kolas que quiere decir que es capaz de pegarse, de adherirse. Es una roca sedimentaria, que se forma por la acumulacin de diversas partculas; partculas que se pueden pensar como portadoras de memoria de otros tiempos, que son transportadas por el agua el viento y el tiempo y que dependiendo de su lugar de origen darn diversos colores y consistencias al material con el paso de los aos. Por otro lado, la arcilla puede adquirir plasticidad al mezclarse con el agua, pero, de igual modo adquiere sonoridad y dureza al calentarse a ms de ciertos grados. Por ltimo, y ms importante, la arcilla hace parte de lo que nos soporta, es la tercera de las capas orgnicas y minerales que forman el suelo sobre el que nos encontramos hoy. Este material multifactico, que integra en s diversos estados y que lleva consigo toda la historia, por sobrevivir a ella casi intacto o cambiando de forma, es capaz tambin de ser multipotico.

Panh inscribe su imagen en la arcilla, hace del barro su marca, su inscripcin, su imagen distinta. Da al suelo camboyano otro tiempo, otro espacio y por tanto, otra memoria. Su medio es el cine, el cual es, segn sus palabras su revolucin: Creo en la imagen, aunque, por supuesto, est realizada, interpretada y trabajada. A pesar de la dictadura, se puede filmar una imagen justa. (Panh, 2013, Pg. 88). Una imagen pese a todo, una imagen crtica. Una imagen que contesta a la ausencia pues aparece justamente por ella, y que deviene as en imagen faltante: image manquante o missing picture, trminos ms apropiados, ya que la traduccin oficial a nuestra lengua le resta el tiempo que sostiene el trmino, pues esta imagen no ha dejado nunca de faltar.

Lo bonito es estar vivo, de la Serie Silencios. Juan Manuel Echavarra. 2010. Fotografa. 78x152 cm.

Las imgenes son ausencia en obra, como lo seala Didi-Huberman, es decir, son ausencia trabajando en la imagen. Silencios, obra de Juan Manuel Echavarra, nos presenta diversos tableros, pertenecientes en su mayora, a escuelas de los Montes de Mara, en donde fue implacable el conflicto entre varios grupos armados colombianos que llev al desplazamiento forzado y mltiples muertes. Los tableros evidencian varios tiempos y espacios, que confluyen todos all, en la imagen: el tiempo del conflicto, del aprendizaje, de la desolacin, del otro tiempo, pero sigue siendo apenas una imagen de un tablero.

Silencio atrapado, 2010. Echavarra. Fotografa. 101x152 cm.

Silencio ausente, 2012. Echavarra. Fotografa. 101x152 cm.

En la imagen colisionan significados, estados de tiempos, contradicciones, polticas muy turbias y otras no tan turbias, pero lo esencial, es que por su potencia potica, resiste, conteniendo mltiples significados, sin dejar de ser imagen y convertirse en una locura, como lo afirma Octavio Paz en El Arco y la Lira. Hace falta decir, que es gracias a las reflexiones de Walter Benjamin, y las lecturas que hace de estas Didi-Huberman que se puede comprender la imagen como intermitencia, como destello, como ausencia obrada, que no se puede atrapar ni comprender, manifestacin que comparte del mismo modo con el rostro y que anuncia otros modos de pensamiento y de memoria crtica. Los trozos de suelo trabajado por Mang, bajo la mirada de Rithy Panh, hacen de la arcilla objetos mirados, y por tanto, objetos que miran, que devuelven la mirada. Figuras de personas, animales y cosas se vuelven objetos pensantes con los que podemos pensar una historia arrancada de nuestra mirada por la violencia. Estas figuras devuelven a Panh su infancia, o lo enfrentan esta, a su tiempo perdido, y a los espectadores devuelven la historia, y guan la mirada a tomar una posicin crtica frente a los acontecimientos para construir otra memoria.

The missing picture. 2. Rithy Panh. [00:20:40 00:22:30]

Una imagen que nos mira, es una imagen que resiste. Contesta al otro y a lo otro, a lo otro desconocido y que no podemos comprender, a lo otro que nos entrega la violencia, la guerra, el conflicto; contesta a la destruccin humana, a lo otro del otro, a lo oscuro, a la sombra, a los fantasmas. Rithy Panh, junto al novelista francs Christophe Bataille, public en 2013 La Eliminacin, un libro que entrelaza algunos relatos fragmentados de su devastada memoria de nio y el imposible dilogo con Duch, jemer rojo, responsable del centro de tortura y ejecucin S21 en Phom Penh: () treinta aos despus, los jemeres rojos siguen invictos: los muertos estn muertos y han sido borrados de la faz de la tierra. Su estela somos nosotros.Pero hay otra estela, el trabajo de investigacin, de comprensin, de explicacin, que no es una pasin doliente puesto que lucha contra la eliminacin. Por supuesto, ese trabajo no exhuma cadveres. No busca l