historia del dogma trinitario hasta s .esta historia del dogma contina en: historia del dogma de

Download HISTORIA DEL DOGMA TRINITARIO HASTA S .Esta historia del dogma contina en: Historia del dogma de

Post on 02-Oct-2018

237 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • HISTORIA DEL DOGMA TRINITARIO HASTA S. AGUSTN1

    Prof. Sergio Zaartu, s.j. Facultad de Teologa de la Pontificia

    Universidad Catlica de Chile

    1.- INTRODUCCION de conjunto En el N.T. se fue explicitando cada vez ms la divinidad de Cristo (cf. Jn)2 y la

    personalidad del Espritu.3 Cmo podamos ser realmente salvados si Cristo no es verdadero Dios y hombre? Pensarlo, es introducirse en el problema trinitario y cristolgico. Al ser explicitada la fe, se encuentra con el cerrado monotesmo judo (unipersonal) del Dios trascendente. La hereja ebionita ver a Jess de Nazaret como un gran profeta y nada ms. Para los adopcionistas, Jess ser un hombre extraordinario, adoptado por Dios. El cristianismo primitivo tambin se enfrenta con el ambiente platnico que piensa en un ser trascendente, del que descieden hypstasis que hacen como mediadores respecto al mundo visible y cambiante. Las hypstasis son distintas del Dios supremo, divinidades -como el Logos (racionalidad unificante)- de segunda categora.4 Tambin el pantesmo estoico admite un logos universal. Al ser el Logos relativamente inmanente al mundo, la cristologa del Logos tender al subordinacionismo: Dios de segunda categora. Al subordinacionismo se contrapondr el modalismo (patripasianos, sabelianismo): Padre, Hijo y Espritu Santo, slo son modos de aparecer del nico Dios. As preservan la monarqua del Padre. En el helenismo habr un rechazo de la encarnacin, porque el cuerpo es crcel del alma inmortal. Por lo tanto, Jesucristo slo tuvo apariencia (docetismo) humana. El gnosticismo, 1 Este documento est en CONSTRUCCIN. Las partes mas modificadas respecto al anterior (depositado en la Biblioteca de la Facultad de Teologa) son las correspondientes a los Capadocios , a Atanasio y a Ignacio de Atnioqua. Esta historia del dogma contina en: Historia del dogma de la Encarnacin desde el siglo V al VII, Santiago de Chile 1994. Al final, a modo de ejemplo del camino recorrido que termina con la elucidacin de la frmula de fe trinitaria superando los peligros de subordinacionismo y modalismo, agrego un trabajo, presentado al seminario sobre Filosofa y Teologa. Fronteras y limites en 1991. Este trabajo auyuda a la visin de conjunto, y puede ser ledo tanto al comenzar como al teminar el curso. Obviamente que repite el material presentado en estos apuntes porque fue construido con ellos y sirvi para mejorarlos posteriormente. Est enfocado bajo el aspecto de inculturacin de la fe. Fue publicado en Teologa y Vida XXXIII (1992)35-58. 2 Al menos podemos detectar dos grandes tendencias: Jess de Nazaret es Dios (cristologa de abajo) y el Logos se hizo carne (cristologa de arriba)(Jn 1,14; cf. Flp 2,6ss). En el A.T. se preparaba el desarrollo trinitario con la personalizacin de la Sabidura y de la Palabra (cf. p.e. Pr 8,22ss). 3 Cf. Hch 2,33, el Parclito de Juan (Jn 14,16) y las frmulas y expresiones trinitarias (p.e. Mt 28,19; 2Co 13,13; 1Co 12,4-6). 4 Segn Plotino, el Uno engndra algo menor que l mismo (Enn., V, 1, 6, 39s; vase Ib., 7, 39s.48).

  • HISTORIA DEL DOGMA TRINITARIO HASTA S. AGUSTN

    2

    que tambin tiene el esquema de hypstasis descendentes, ser, en general, doceta. Dentro de esta tendencia a que no sea perfectamente hombre, se coloca posteriormente una inculturacin ms bien estoica en busca de la unidad de Cristo, contra la dualidad de inhabitante y habitado del esquema adopcionista. Entonces no ser el cuerpo el que ponga problemas, sino que ahora el alma sobrar, porque el Logos anima directamente el cuerpo. Esta posicin contraria a la anterior que desvalorizaba el cuerpo, sin embargo, est dentro de la gran tendencia del no perfectamente hombre, y as fue valorada por los Padres. Frente a esto, la fe cristiana terminar respondiendo al problema de Dios, en torno al concilio Constantinopolitano I (381): 3 personas de una sola substancia, esencia o naturaleza. As rechaza el subordinacionismo arriano y el modalismo. Y al problema de la encarnacin responder principalmente el concilio de Calcedonia (451): una sola persona, que ser la del Verbo eterno, en dos naturalezas perfectas: la divina (desde siempre) y la humana. Estas naturalezas estn ni separadas ni mezcladas. El caminar hacia Calcedonia se realiz en un contexto de fuerte inters soteriolgico, aunque esto no aparezca reflejado como tal en la definicin misma de Calcedonia. Por la unin en Cristo de la divino y humano (no es un nuevo tipo de ser, ni Dios ni hombre) nos salva, nos diviniza. Si no se est bien unido a Dios no hay salvacin (escuela de Alejandra); pero tambin lo humano que no es asumido no es salvado (escuela de Antioqua). La Trinidad del Dios uno es como la gramtica de toda la teologa. Y el ni separadas ni mezcladas puede servir de fundamento para solucionar los problemas divino humanos de la teologa. Los Padres se demoraron en relacionar la terminologa trinitaria con la cristolgica. En Occidente, menos especulativo y ms jurdico, todo este caminar cost mucho menos (Tertuliano), y fue poco tocado por las querellas cristolgicas. La verdad de la encarnacin ha llevado a Occidente a buscar lo divino en el mundo, respetando a este ltimo (sin confundir), lo que ha contribuido a que Occidente sea la gran civilizacin industriosa.1 Por otro lado, el catolicismo, en contraposicin al protestantismo, insiste en los aspectos de encarnacin y mediacin: santos intercesores, jerarqua, sacramentos, "integracin" de fe y razn, presencia encarnada del cristianismo en el mundo. Igualmente las luchas teolgicas han llevado al descubrimiento del concepto de persona, aunque ste haya variado en los ltimos tiempos. El Constantinopolitano I puede ser tomado como un gozne para el paso de la Trinidad econmica a la Trinidad en s. Podr ayudar el esquemtico cuadro que pongo a continuacin (pg. 3) para tener una primera visin histrica de conjunto.

    1 En la encarnacin el teocentrismo judo y el antropocentrismo griego no se oponen ni excluyen sino que mutuamente se refuerzan. Ms unin con Dios se convierte en mayor plenitud y autenticidad del hombre, a semejanza de la naturaleza humana del Hijo de Dios tal como se manifest en Jess de Nazaret. El actual antropocentrismo secularista parece haber olvidado esta leccin de la encarnacin y, por eso, tiende, contra su deseo, a la destruccin del hombre.

  • HISTORIA DEL DOGMA TRINITARIO HASTA S. AGUSTN

    3

    2.- IGNACIO DE ANTIOQUA (martirizado bajo Trajano, quien muere el 117).1 Es un testigo privilegiado de los orgenes del cristianismo. El nombre ms usado es Jess Cristo (114 veces), casi exclusivamente como nombre propio. Unas 28 veces va combinado con otros ttulos. 1.- Quin es Jesucristo? Responde el mrtir: el que muri y resucit por nosotros, nuestro actual vivir. A Aqul busco, al que por nosotros muri; a Aqul quiero, al que por nosotros resucit.2 Quiere ser imitador de la pasin de su Dios.3 Llega a expresar su martirio en trminos eucarsticos: No me complazco en el alimento corruptible ni en los placeres de esta vida. Quiero el pan de Dios, el que es la carne de Jesucristo, de la simiente de David, y quiero como bebida su sangre, la que es amor incorruptible.4 Injertado en la pasin de Cristo, su martirio tiene poder de rescate por otros. Ignacio est centrado en la pasin-resurreccin de Cristo, refirindose muy pocas veces al resto de la vida del Seor.5 Nosotros somos frutos de su bienaventurada pasin.6 En una audaz metfora trinitaria, la cruz es el instrumento principal para la actual construccin del templo del Padre.7 Todo cristiano tiene que entrar en su pasin: si no elegimos voluntariamente morir, mediante Jesucristo, [compenetrndonos] con su pasin, su vivir no est en nosotros.8 Ignacio quiere defender la vida en Cristo. La temtica del pecado previo y de la redencin correspondiente, no cala muy hondo en l. Es un autor de escatologa comenzada. 2.- Quin es Jesucristo en esa poca en que las comunidades cristianas estn amenazadas por el docetismo y el cisma? La Iglesia lo confiesa como Dios y hombre verdadero y, por supuesto, como uno solo. Hay un solo mdico, carnal y espiritual, creado

    e increado ( En carne carne llegado a ser Dios (

    ), en muerte vida verdadera, y de Mara y de Dios, primeramente pasible y despus impasible, Jesucristo Nuestro Seor.9 Diferente es el movimiento en P 3,2: Observa los tiempos. Espera al que est por encima de ellos, al intemporal, al invisible, al por nosotros visible, al impalpable, al impasible, al por nosotros pasible, al que por

    1 Cf. S. Zaartu, Aproximaciones a la cristologa de Ignacio de Antioqua, Teologa y Vida 21(80)115-127. 2 R 6, 1. 3 R 6, 3. Porque, si esto fue realizado en apariencia por Nuestro Seor, yo tambin estoy encadenado en apariencia. Por qu, pues, me entregu a la muerte, por el fuego, por la espada, por las bestias? Pero, cerca de la espada, cerca de Dios; en medio de las fieras, en compaa de Dios. Con tal de que sea en el nombre de Jesucristo. Todo lo soporto para padecer juntamente con El, fortalecindome El, que ha llegado a ser hombre perfecto (Esm 4,2). 4 R 7, 3. 5 Cf. E 18,2-19,1. 6 Verdaderamente clavado por nosotros en su carne bajo Poncio Pilato y el tetrarca Herodes -del cual fruto venimos nosotros, de su divinamente bienaventurada pasin-, para que levante un estandarte por los siglos, mediante su resurreccin, para sus santos y fieles, ya en los judos ya en los gentiles, en el nico cuerpo de su Iglesia (Esm 1,2). 7 Supe que algunos que venan de all, teniendo una mala enseanza, pasaron donde vosotros, pero no les permitisteis sembrar entre vosotros; os tapasteis los odos para no recibir lo sembrado por ellos, como que sois piedras del templo del Padre, preparadas para la construccin de Dios Padre, subidas a lo alto por medio de la mquina de Jesucristo, la que es la cruz, usand