gramsci bloque histórico

Download Gramsci Bloque Histórico

Post on 12-Jul-2016

12 views

Category:

Documents

2 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Analiza el bloque historico de Gramsci

TRANSCRIPT

  • gramsct y el bloque histrico

    hugues portelli

    )l(J siglo velntiuno editores 1 2a. edicin

  • ..

    l. 1

    sociologa y

    poltica

  • Traduccin de MARIA BRAUN

  • GRAMSCI Y EL BLOQUE HISTORICO

    por

    HUGUES PORTELLI

    M~XICO ESI'Af:IA ARGENTINA COlOMBIA

  • siglo veintiuno editores, sa de cv CERRO DE~ AGUA 248. DE~GACION OOVOACH. 04310 MtXIOO. D.F.

    siglo veintiuno de espaa editores, sa CIPI.AZA &. MADRID 33. ~AfiA

    siglo veintiuno argentina editores, sa .

    siglo veintiuno de colombia, ltda AV. 311. 17-73 PRIMER PISO, IIDOOT. O.E. ~OMBIA

    primera edicin en espaol, 1973 decimosegunda edicin en espaol, 1985 siglo xxi editores, s. a. de c. v. ISBN 968-23-0018-5

    primera edicin en francs, 1972 presses universitaires de france, pars ttulo original: gramsci et le bloc historique

    derechos reservados conforme a la ley impreso y hecho en mxico/printed and made in mcxico

  • INDICE

    lNTRODUCCION 7

    CAPITULO 1: LA StTPERESTRUCTURA DEL BLOQUE HISTORICO 13

    I. La sociedad civil 13 11. La sociedad poltica 27

    DL Las relaciones entre sociedad civil y . socie-dad poltica en el seno de la superestruc-tura 30

    CAPITULO 11: LA RELACION ENTRE ESTRUC TURA Y SUPERESTRUCTURA EN EL SENO DEL BWQUE HISTO-RICO 45

    J. La estructura del bloque histrico 45 II. El vnculo orgnico entre estructura y su-

    pere.structura 48 III. La interpretacin superestructural del blo-

    que histrico 53 IV. La interpretacin ortodoxa de la nocin

    de !Hoque histrico 56 V. La relacin dialctica y orgnica entre es-

    tructura y superestructura 58 VI. Empleo histrico de la relacin estructura-

    superestructura 60 VI~. Empleo poltico de la relacin entre es-

    tructura y superestructura 61

    CAPITULO III: HEGEMONlA Y BLOQUE HlS-TORICO 65

    l. El conc.epto de hegemona: de Lenin a los Cuadernos 65

    II. Hegemona y bloque histrico 70 IIL Hegemona y dictadura 73

  • 6

    IV. Hegemona y traruformismo 75 V. Hegemona Y, bloque histrico 81

    VI. Hegemona y alianza de clases 84 VII. Sistema hegemnico y clases subalternM 89

    CAPITULO IV: EL ROL DE LOS INTELEC TUALES EN EL SENO DEL BLO. QUE AISTORICO 93

    l. La funcin del intelectual en el seno del bloque histrico 94

    11. 'Intelectuales orgnicos e intelectuales tra dicionales 101

    III. La jerarqua de lO$ intelectuales 110 CAPITULO V: EL NUEVO BLOQUE HISTORICO 119

    L La cris orsanica 121 11. El nuevo sistema hegemnico 134

    CONCLUSION 143

    DOCUMENTO ANEXO 149

    EL BLOQUE HISTORICO DEL MEZZOGIORNO EN 1926 151

    ABREVIATURAS 158

    BIBLIOGRAFIA 159

  • INTRODUCCION

    Desgus de varios aos la obra de Gramsci franque las fronteras de Italia. Este nuevo inters por el autor de los Cuadernos de Crcel y l'edactor de L 'Ordine Nuovo no est exento de segundas intenciones, y a menudo sirve pa ra justificar tal o rual corriente marxista o para seguir a un "nuevo" terico sbitamente "de moda" despus -de 30 aos de olvido, Se llega de este modo, por ejemplo, a la siguiente paradoja: mientras se ponen en evidencia las dlvergel)cias de Gramscl con la 111 Internacional o con los otros dirigentes del lJCI despus de 1926, los Cuadernos y los escritos de su vida poltica permanecen an poco co-nocidos y estudiados.

    Queda todava por hacer lo esencial, es decir, restruc-turar las notas dispersas de los Cuadernos. Una reciente polmica sobre la concepcin gramsciana del bloque hist-rico, ha mostrado el escaso conocimiento que se tiene de los conceptos claves de su elaboracin terica. Conviene entonces abordar esta obra sin un a priori, limitndose en un primer momento a comentarla ta1 cual es sin aadir, como sucede a menudo, deformaciones externas.

    El presente estudio se limita a los Cuadernos de Crcel y tiene por objeto demostrar que los principales aspectos del pensamiento poltico de Gramscl se articulan alrede. dor de un concepto clave: el concepto de bloque hist-rico.

    Hemos separado ciertos temas de los Cuadernos con el objeto de extraer los aspectos esenciales y sealar el valor general de los trabajos gramsclanos, y no solamente su comprensin en el marco de una prctica poltica detennl nada.

    Es verdad que la finalidad de los Cuadernos es contri-buir a la victoria del socialismo en Italia extmyendo las

  • 8 GRAMSCI Y EL BLOQUE HISTORJCO

    conclusiones de una experiencia poltica excepcional, pero al querer dejar una obra (r ewig, Gramsci se vio llevado a elaborar ciertos conceptos claves que enriquecen la ciencia poltica.

    Por ltimo, y ms importante an, Gramsci es un mar-xista: luego, es conveniente colocar sus trabajos en fun-cin del marco de la teora marxista teniendo en cuenta a la vez los aspectos tradicionales y los aportes especficos.

    Es con este espritu que se vuelve necesario abordar este estudio.

    A ~im~a vista puede resultar sorprendente remitir lo esencial de la obra de Gramsci al concepto de bloque his-trico, ya que leyendo atentamente los Cuadernos no en-contramos sino algunas esquemticas alusiones a esta nocin 1 : se trata, por lo general, de la afirmacin sumaria de la unidad entre la estructura socio-econmica y la su-perestructura poltica e ideolgica. Por lo dems, durante mucho tiempo los exgetas de Gramsci se han atenido a esta interpretacin restringida,. dando ruenta solamente del anlisis de las relaciones entre estructura y superes-tructura y liberndose, por consiguiente, "de los dema-siado incmodos compromisos de analizar las races es-tructurales de una situacin poltica" 2.

    Una visin de este tipo condujo a una grave subestima-cin de este concepto, al punto de considerarlo una ex-presin "de cariz mgico" 3 y hasta una especie de como-dn terico, eludiendo as ciertas westiones fundamen-tales.

    Otros comentaristas han intentado reducir .}a origina-lidad de esta nocin gramsciana retrotrayndola a los tra-bajos de Lenin sobre la estrategia de la cJase obrera, lo que condujo al error terico de concebir al bloque hist-

    1 L. C., p. 247; M. S., p. 46, 57, 124, 207, 239; Mach.; p. 34, 62.

    2 Alejandro Pizzorno, "Sobre el mtodo de Gram.ci (De la historiografa a la ciencia poltic;a )" en Gramsci y las Ciencias Sociales, Cuadernos de Pasado y Presente 19, 2a revisin ampliada, Crdoba, 1972, p. 50.

    3 A. R. Buz;r;i, La teora poltica de Antonio Gramsc!, Barcelona. 1969, p. 254.

  • INTRODUCCION 9

    rico simplemente como una alianza entre clases sociales. Si bien es indiscutible que la obra de Gramsci est es-

    trechamente ligada a Ja obra y a la accin poltica de Le-nin -y Gramsci se :refiere a esto ex:p:resamente en el estu-dio del bloque histrico-, la originalidad ~del terico marxista italiano acerca de la cuestin que nos concierne resulta particularmente notable. Algunos comentaristas de Gramsci -en especial Giuseppe Tamburrano, Norberto Bobbio y Jean Marc Piotte- han subrayado justamente esta especificidad.

    El COilcepto de bloque histrico es considerado hoy en da por numerosos ex:getas como "uno de los elementos ms importantes"4 e incluso por algunos como el con-cepto clave del pensamiento gransciano4 Pero todava falta ponerse de acuerdo acerca de su contenido.

    El concepto de bloque histrico debe ser considerado bajo un mple aspecto:

    - El estudio de las :relaciones ent:re estructura y super-estructura es . el aspecto esencial de la nocin de bloque histrico. Pero Gramscl jams conibi este estudio bajo la forma de la primaca de uno u otro elemento del blo-que, como a menudo consideran algunos de sus comenta-dotes. En ltima instancia, el concepto de bloque hist-rico no tendra en tal caso otro objeto que la definicin de la ortodoxia marxista, tachando de economicista o de idealista a todo aquel que se detenga demasiado en uno u otro momento del bloque histrico.

    En realidad, el punto esencial de las relaciones estruc-tura-superestructura reside en el estudio del vnculo que :realiza su unidad.

    Si consideramos un bloque histrico, es decir, una situacin histrica global, podemos distinguir, por una parte, una estructura social -las clases- que depende di-:rectamente de las relaciones de las fuerzas productivas y, por la otra, una superestructura ideolgica y poltica. La vinculacin orgnica entre estos dos elementos la efectan ciertos grupos sociales cuya funcin es operar no en el nivel econmico sino en el superestrutural: los intelectua-les.

    4 A. Pizzomo, op. cit., p. 50.

  • 10 GRAMSCI Y EL. BLOQUE HISTORICO

    Esta capa social diferenciada es, segn Gramsci, la de los "funcionarios de la superestructura". Su carcter org-nico aparece en 1a solidaridad estrech!l que lo liga a las clases de las que son sus representantes; en primer lugar, la cl8se fundamental en el nivel econmico. Tomando el ejemplo de la burguesa, Gramsci muestra como, a medida que se desarrollaron sus funciones econmicas y sociales, esta clase se vio obligada a confiar la gestin de organi-zacin de la superestructura ideolgica, jurdica y poltica a grupos especializados, estrechamente solidarios, a me-nudo bUJgUeses o al menos salidos de clases aliadas a la burguesa.

    Esa es la forma en que se presenta la articulacin del bloque histrico. Al demostrar lo que significa socialmen-te el vnculo orgnico que une sus diferentes elementos, Gramsci puede limitar el anlisis estructural inmediato de cualquier situacin poltica al estudio de la superestruc-tura y de la funcin de los intelectu.Ies. Slo a posteriori ser posible el anlisis econmico serio. Es en este sentido que se ha podido calificar a Gramsci como terico de las superestructuras.

    - Un estudio esttico de este tipo debe ser completado por un estudio dinmico: como seala Pizzorno, el bloque histrico debe ser considerado tambin como ''el punto de par