expectativas del doce nte

Download Expectativas del doce nte

Post on 07-Apr-2017

750 views

Category:

Documents

1 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • Expectativa del maestro (a) y su incidencia en el rendimiento escolar.Masaya, 4 de julio del 2014Colegio Dr. Carlos Vega Bolaos

  • INTRODUCCINEl objetivo es promover la reflexin de los y las docentes sobre las expectativas en relacin con el desempeo de sus alumnos (as), buscando en particular:Concientizar acerca del impacto que tienen sus expectativas.Mostrar la debilidad o fortaleza de sus fundamentos.Cuestionar y redefinir las expectativas.Considerar que podran hacer maestros (as), colegio y padres de familia, para que los resultados escolares sean mejores a los esperados.

    *Juanita Barboza

    Juanita Barboza

  • CONTENIDO:*Juanita Barboza

    Juanita Barboza

  • *Juanita Barboza

    Juanita Barboza

  • Qu nivel de desempeo piensa que tendrn?*Juanita Barboza

    Juanita Barboza

  • Cundo se forman las expectativas?*Juanita Barboza

    Juanita Barboza

  • Las expectativas y las creencias enfocan la atencin, y organizan la memoria, de manera que los profesores ponen mayor atencin y recuerdan ms la informacin que se ajusta a sus expectativas iniciales.*Juanita Barboza

    Juanita Barboza

  • *Juanita Barboza

    Juanita Barboza

  • Qu pasa con nuestras expectativas?Nos formamos creencias sobre las capacidades de los estudiantes. Muchas de tales creencias son evaluaciones precisas basadas en los mejores datos disponibles, y se corrigen conforme se rene informacin nueva.

    *Juanita BarbozaAn as, algunos maestros favorecen a ciertos estudiantes.

    Juanita Barboza

  • COMPORTAMIENTO DEL MAESTRO (A) Y REACCIN DEL ESTUDIANTE*Juanita Barboza

    Juanita Barboza

  • Consideraciones sobre el peso de las expectativasEn la medida en que se elijan actividades que desafen a los estudiantes y aumenten su rendimiento, esas diferencias probablemente sean necesarias.Se dan muestras e indicadores a los estudiantes de lo que se esperan ms, comunicndoles sus creencias de que ellos son capaces de responder la pregunta.

    *Juanita Barboza

    Juanita Barboza

  • Es ms probable que a los alumnos de quienes se espera mayor rendimiento se les planteen ms preguntas y de mayores dificultad, que tengan ms oportunidades y ms tiempo para responder y que se les interrumpa con menos frecuencia que a los estudiantes de quienes se tienen expectativas menores.

    Juanita Barboza*

    Juanita Barboza

  • En contrasteDe quienes se espera poco, los maestros les formulan preguntas ms sencillas, dan menos tiempo para contestar y es menos probable que les den muestras de aprobacin.

    *Juanita Barboza

    Juanita Barboza

  • Los estudiantes con bajo rendimiento reciben menos elogios que los estudiantes con alto rendimiento por respuestas correctas similares.

    Juanita Barboza*

    Juanita Barboza

  • Los profesores tienden a responder con una aceptacin comprensiva o incluso llegan a elogiar sus respuestas inadecuadas, pero, al mismo tiempo, los critican.

    Juanita Barboza*

    Juanita Barboza

  • Desde luegoNo todos los maestros (as) se forman expectativas inadecuadas o actan de manera poco constructiva al respecto. Los estudiantes de quienes se espera poco suelen ser ms revoltosos (las bajas expectativas podran reforzar su deseo de molestar o comportarse mal).

    *Juanita Barboza

    Juanita Barboza

  • Nuestro desafoConsiste en enfrentar tales amenazas, que son reales en el manejo del aula, sin comunicar bajas expectativas a algunos estudiantes, ni fomentar sus bajas expectativas de s mismo.

    *Juanita Barboza

    Juanita Barboza

  • Las bajas expectativas se consideran parte de la cultura de la escuela, es decir, se vuelven creencias compartidas por los y las maestras y por el personal administrativo.

    Juanita Barboza*

    Juanita Barboza

  • Juanita Barboza*

    Juanita Barboza

  • La Oracin de la Maestrade Gabriela Mistral

    Seor! T que enseaste, perdona que yo ensee; que lleve elnombre de maestra, que T llevaste por la Tierra.Dame el amor nico de mi escuela; que ni la quemadura de labelleza sea capaz de robarle mi ternura de todos los instantes.Maestro, hazme perdurable el fervor y pasajero el desencanto.Arranca de m este impuro deseo de justicia que an me turba, lamezquina insinuacin de protesta que sube de m cuando me hieren.No me duela la incomprensin ni me entristezca el olvido de los que ensee.Dame el ser ms madre que las madres, para poder amar y defenderComo ellas lo que no es carne de mis carnes. Dame que alcancea hacer de una de mis nias mi verso perfecto y a dejarte en ellaclavada mi ms penetrante meloda, para cuando mis labios no canten ms.Mustrame posible tu Evangelio en mi tiempo, para que no renunciea la batalla de cada da y de cada hora por l.Pon en mi escuela democrtica el resplandor que se cerna sobretu corro de nios descalzos.Hazme fuerte, aun en mi desvalimiento de mujer, y de mujer pobre;hazme despreciadora de todo poder que no sea puro, de todapresin que no sea la de tu voluntad ardiente sobre mi vida.Juanita Barboza*

    Juanita Barboza