entrevista quo vadis europa? europa, europa entrevista al ... ministro an­bal cavaco silva, que

Download Entrevista Quo vadis Europa? Europa, Europa Entrevista al ... ministro An­bal Cavaco Silva, que

Post on 06-Dec-2018

214 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

06Nuestro Tiempo julio-septiembre 2013

Entrevista Quo vadis Europa?

Europa, Europa Entrevista al presidente de la Comisin Europea, Jos Manuel Duro BarrosoJos Manuel Duro Barroso (Lisboa, 1956) es uno de los actores principales de la poltica mundial. Junto con Angela Merkel, Mario Draghi (presidente del Banco Central Europeo) y Christine Lagarde (directora gerente del FMI), integra el Grupo de Frankfurt, colectivo informal considerado el Gobierno de la Unin Europea. Elegido en 2004 y renovado en 2009 para un segundo mandato, Barroso ha demostrado una notable capacidad poltica y diplomtica. Quiz a la altura de su predecesor ms emblemtico, el socialista Jacques Delors. El presidente de la Comisin no suele conceder entrevistas exclusivas a un solo medio, pero recibi a Nuestro Tiempo por su carcter universitario.

Texto Nacho Ura [Der 95 PhD His 04]Fotografa Bruno PortelaIlustracin Luis Graena

6-17 entrevista+ctedra abierta.indd 6 31/07/13 10:51

julio-septiembre 2013 Nuestro Tiempo 07

Europa, Europa Entrevista al presidente de la Comisin Europea, Jos Manuel Duro Barroso

6-17 entrevista+ctedra abierta.indd 7 31/07/13 10:51

08Nuestro Tiempo julio-septiembre 2013

Entrevista Quo vadis Europa?

Apenas unos das antes de la reunin del G-8 del pasado junio en Irlanda del Nor-te, Jos Manuel Duro Barroso recibi a Nuestro Tiempo en la sede la Comisin Europea en Lisboa. Sin cuestionarios pre-vios, el poltico portugus analiz duran-te una hora la actualidad europea y el futuro de la Unin.

Uno de los temas ms polmicos en el fracasado intento de Constitucin Europea fue el de las races cristianas de Europa. Al final, no prosper su inclusin. Qu nos une entonces en un proyecto comn? Mi formacin es jurdica y en la univer-sidad aprend que hay un Derecho posi-tivo y hay tambin un Derecho natural. Es decir, hay una Constitucin formal y una Constitucin real. En la gnesis europea es imprescindible considerar la importancia de tres fuentes princi-pales: la herencia judeocristiana, el cla-sicismo grecorromano y tambin te-nemos que ser justos con la Historia el Renacimiento y la Ilustracin. Europa es el resultado de muchas influencias, y esto aporta una riqueza cultural que debemos mantener. Ahora bien, hay una matriz indudable que incluye los valo-

res cristianos, presentes tambin en el pensamiento humanista que todos los europeos compartimos.

Pero la mencin al Cristianismo no apareca en el proyecto de Consti-tucinNo fue posible una mencin expresa por razones polticas. Era necesaria la unani-midad de los Estados miembros y hubo al-gunos gobiernos, pocos ciertamente, que rechazaron esa referencia. Insisto, por ra-zones polticas que tenemos que respetar. Con todo, es ms importante la cultura europea nacida de las fuentes que antes cit, que la constitucin formal. En mi opinin es evidente que esas races cultu-rales, donde tambin estn las cristianas, conforman no solo la identidad europea, sino la civilizacin que los pases europeos llevaron a otras partes del mundo.

Hasta 2010, ao en el que la crisis se agrav, la Unin Europea era un ejem-plo de desarrollo econmico y estabi-lidad poltica. Ahora ya no es as. Le preocupa este cambio?Claro que nos preocupa. Vivimos los momentos ms difciles de la Historia de la integracin europea. Sin embargo, no puedo compartir los anlisis catastrofis-tas, que nacen del atractivo intelectual, para m sorprendente, del pesimismo. Esas opiniones demuestran muy poco conocimiento de Historia y carecen de perspectiva porque Europa est hoy me-jor que hace sesenta, cincuenta o veinte aos. Espaa y Portugal, por ejemplo, son hoy democracias y todas las nacio-nes que estaban bajo el yugo de dictadu-ras comunistas ahora disfrutan de liber-tad. Pero no solo eso, que es mucho, sino que la Europa de los Veintiocho cuenta ms en el mundo que cuando tena doce miembros. Lo recuerdo bien porque yo era ministro de Asuntos Exteriores de Portugal con una Europa de doce esta-dos y puedo comparar.

Sin embargo, el futuro de la Unin y del euro es incierto. Ahora pasamos por tiempos difciles, pero tambin debemos ponerlos en su contex-to. La crisis financiera, recordmoslo, no nace en la Unin Europea, sino en los EE UU, aunque ha tenido un fuerte impacto en Europa por diferentes razones. Bsica-mente tres: la irresponsabilidad de ciertos sectores financieros, la imposibilidad de algunos Estados de mantener sus niveles de deuda pblica y, por ltimo, la acusada diferencia de competitividad entre los pases de la Eurozona. Ahora bien, no es-tamos en una crisis del euro, que es una moneda estable y creble. De hecho, pases como Gran Bretaa, que no pertenece al euro, sufren los mismos problemas y es-tn aplicando una poltica muy restrictiva, equivalente a la de Estados que s tienen moneda nica.

Estbamos preparados para esta crisis?Ciertamente, no. Por ejemplo, no tena-mos un fondo de rescate, que ya existe. Ahora estamos en medio de una galerna desconocida y tenemos que fabricar a toda prisa los botes salvavidas. El euro no fue la causa de la crisis, pero es verdad que en la Eurozona tenemos planteados gran-des desafos. La enseanza, en cualquier caso, es evidente: el crecimiento basado en la deuda es insostenible, sea pblica o privada.

Piensa que la recesin ser larga?A corto plazo es inevitable pero, en gene-ral progresamos, sobre todo al superar el pesimismo sobre el euro. Despus tene-mos casos particulares Espaa, Portu-gal, tambin Grecia e Irlanda o Chipre, que estn haciendo enormes sacrificios, en especial sociales. Esa tarea es de una magnitud extrema, pero es la nica va para corregir desequilibrios econmicos y ganar competitividad. Este es el punto diferencial: la competitividad.

A

6-17 entrevista+ctedra abierta.indd 8 31/07/13 10:51

julio-septiembre 2013 Nuestro Tiempo 09

Cmo saldr el proyecto europeo de esta crisis? Sin duda, reforzado. Vamos a ganar en competitividad, en el control ms efi-caz de los dficits y de la deuda, con esfuerzos ms ambiciosos en la reforma de la competitividad y ms inversiones para el crecimiento. Un crecimiento sostenible, no artificial ni basado en burbujas inmobiliaria, financiera, et-ctera que nos han colocado en esta situacin.

Se aprovechar el cambio del modelo econmico para alcanzar una unin poltica? Francia ha propuesto un go-bierno econmico nico y una inte-gracin poltica en 2025.Francia es un pas muy importante en la UE, de modo que celebro las iniciativas que supongan ms Europa y refuercen la integracin econmica y monetaria. A partir de ah, es necesario discutir los detalles porque la credibilidad de una moneda depende de la solidez de las ins-tituciones que la respaldan. Por eso la integracin econmica es importante, pero no a cambio de enfrentar a los Es-

tados miembro entre s. El mercado ni-co es para todos los pases de la Unin.

En 1790 el Gobierno federal norte-americano asumi la deuda de algu-nas de las Trece Colonias. As naci el Departamento del Tesoro, que ayud a consolidar el pas. Necesitamos un Tesoro europeo?S, lo necesitamos, aunque los paralelis-mos son complejos. Es verdad que en la construccin europea hay muchos ele-mentos federales y ah la equivalencia con los Estados Unidos es justa. Hoy tenemos la Comisin como organismo suprana-cional, un Banco Central Europeo inde-pendiente, la eleccin directa de un Parla-mento por los ciudadanos Pero nuestro proceso no puede ser asimilado al norte-americano porque la Unin Europea nace de la integracin de naciones histricas y los EE UU no. Sin embargo, yo creo en una Europa federal democrtica, es decir, una asociacin libre de Estados. Pero sin comparaciones simplistas con Nortea-mrica, porque nuestro objetivo no es un supraestado ni una centralizacin, sino una federacin de Estados europeos.

Defiende usted, entonces, el federa-lismo? Con qu referente?El proceso europeo es original y no pue-de identificarse con un concepto ni-co. El federalismo es seguramente muy importante como inspiracin y como mtodo. En algunos aspectos el federa-lismo estadounidense puede ayudarnos, pero tambin el suizo. Ambos sirven de ejemplo, no slo como resultado final sino en los pasos concretos que han se-guido para ser Estados federales. Una de las cosas ms apasionantes de mi trabajo es sentir que estamos haciendo Histo-ria, en especial cuando superemos esta crisis. El futuro cercano es de un alcan-ce histrico enorme. Europa superar sus dificultades, se unir ms e influir ms en la globalizacin. El camino para lograrlo es profundizar en el proyecto original europeo, que supone ms de-mocracia.

Teme que los partidos eurfobos (Aurora Dorada en Grecia, el UKIP en Gran Bretaa o el Frente Nacional en Francia, por citar algunos) acaben con el ideal europeo?

Dilogo abierto El presidente de la Comisin abord con claridad todas las cuestiones planteadas.

6-17 entrevista+ctedra abierta.indd 9 31/07/13 10:51

Entrevista Quo vadis Europa?

10Nuestro Tiempo julio-septiembre 2013

BIoGrAFA

Duro Barroso y su larga marcha poltica

En 1974 el dirigente estudiantil Jos Manuel Duro Barroso trabajaba por la revolucin marxista. Tres dcadas ms tarde preside la Comisin Euro-pea (UE), rgano ejecutivo de un con-federacin de Estados dominada por los conservadores.Jos Manuel Duro Barroso naci en Lisboa en 1956. Est casado y tiene tres hijos. Sus padres eran maestros, Luis Antonio, fallecido en 1977, y Mara Elisabeth, en 2010. Tiene un hermano y su to materno ha sido mi-nistro de Educacin. Ha recibido una veintena de doctorados honoris causa, entre otros, en las universidades de la Sapienza (Roma), Georgetown (Was-hington, D.C.), Kobe (Japn) o Gante (Blgica) y es autor de una decena de ensayos sobre poltica y relaciones internacionales.

Primeros aos. Durante su adoles-cencia asisti al prestigioso Liceo Cames de Lisboa donde t

Recommended

View more >