el rol del cientista politico

Download El rol del cientista politico

Post on 08-Jul-2015

660 views

Category:

Documents

11 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • L O Q U E V E N D R . . . ( 1 0 9 )

    LO QUE VENDR

    NU

    EVA

    PO

    CA

    | A

    O

    A

    O

    A

    O

    A

    O

    A

    O 44 444

    , N

    , N

    , N

    , N

    , N 55 555

    | JULIO

    20

    06

    PU

    BLIC

    AC

    IN

    PER

    ID

    ICA

    DE LA

    CA

    RR

    ER

    A D

    E C

    IEN

    CIA

    PO

    LTICA

    FAC

    ULTA

    D D

    E C

    IEN

    CIA

    S S

    OC

    IALE

    S U

    BA

    ISSN 1668-7167

    Cmo ensear Ciencia Poltica?| Dieter Nohlen

    El rol del cientista poltico| Juan Abal Medina

    Qu (no) es la ciencia poltica ya qu (no) se dedica?| Andrs Malamud

    Rigor terico y pasin militante:en memoria del negroPortantiero| Edgardo Mocca

    Estados Unidos (1775-2007)| Francisco Corigliano

    RESEAS & REVISIONESLuis Aznar y Miguel De Luca / AlbertoMarradi, Nlida Archenti y Juan IgnacioPiovani / Isidoro Cheresky

    005_loque_JUL_07.p65 28/06/2007, 15:48109

  • C I E N C I A P O L T I C A . (110)

    |DirectorMartn DAlessandro

    |Comit EditorialLuis AznarFranco CastiglioniArturo Fernndez

    Federico Schuster

    Lilia Puig de Stubrin

    Toms Vrnagy

    Carrera de Ciencia Poltica. FCS/UBA.

    Director: Jorge MayerSecretario Acadmico: Miguel De LucaCoordinadora Tcnica: Jazmn Senz

    Junta de Carrera:Claustro de Profesores: Luciano de Privitellio, Manuel Acevedo Herrera, Carlos Sayago,

    Jos Luis Galimidi, Miguel Rossi.

    Claustro de Graduados: Lorena Schejtman, Fernando Rovello, Mariana Pieiro, Federico

    Saettone, Facundo Vega.

    Claustro de Estudiantes: Mariano Montes, Fedra Rosso Remon, Antonio Gmez

    Cavallini, Magal Ricaldoni, Mara Paula Bertino.

    Sede Centenario:Ramos Meja 841 y Franklin 54 (1405). Ciudad Autnoma de Buenos Aires. Argentina.

    Telfonos: (54-11) 4958- 6391/ 7870/ 7899 y 4982-3411/ 5002/ 0521 (Conmutador)

    www.cienciapolitica.fsoc.uba.ar e-mail: cpolit@mail.fsoc.uba.ar

    ISSN 1668-7167

    EJEMPLARES DEDISTRIBUCINGRATUITA.

    Diseo &diagramacin SANNA ANNUKKA:

    www.aurelialibros.com.ar

    *aurelia riveraG R U P O E D I T O R I A L

    DEDICAMOS LASILUSTRACIONES de stenmero a un oficioque -como tantosotros- es laresultante delesfuerzo, laobsesin, latendencia a lacalidad y a laforma. Es el mtodoms antiguo de lareproduccin enserie, y en su pocaha revolucionado

    OJO

    DEL N

    UM

    ER

    O A

    NTER

    IOR

    005_loque_JUL_07.p65 28/06/2007, 15:48110

  • L O Q U E V E N D R . . . ( 1 1 1 )

    LAS NOTAS EDITORIALES de publicaciones como Lo que Vendr funcionan,generalmente, como presentaciones de contenido. Este nmero especial, de-dicado a los veinte aos de la Carrera de Ciencia Poltica, entonces, apenasnecesita una editorial.

    Simplemente basta decir que se cumplen dos dcadas en la historia de unaidea. Una idea que naci en los albores del ms largo perodo democrticoque hemos vivido los argentinos. Una idea que se desarroll con la recupera-cin de los principios reformistas en la Universidad de Buenos Aires, que senutri de las contribuciones de un grupo de especialistas destacados en dis-tintas reas de la ciencia poltica, la sociologa, la historia, la filosofa y elderecho, que elabor el proyecto para su creacin, y que cont, segn la opi-nin de los protagonistas centrales de la poca, con el impulso fundamentalde Edgardo Catterberg. Una idea que necesita, hoy ms que nunca, del es-fuerzo y la imaginacin de toda la comunidad universitaria para mantenerseen pie.

    Para conmemorar este aniversario en las pginas de Lo que Vendr, laDireccin consider imprescindible conseguir testimonios directos de las di-ferentes etapas que atraves nuestra unidad acadmica y, a la vez, hacer unbalance de los logros y vacos para formular una agenda de mejoras. Para ello,convoc, en primer lugar, a quienes se desempearon en la conduccininstitucional de la Carrera durante estas dos dcadas: delegados rectorales ydirectores que accedieron al cargo de manera indirecta o directa pero, entodos los casos, como resultado de la expresin democrtica de los claustros.Sus notas se complementan en este homenaje con otras dos valiosas contri-buciones. Una reflexin de Carlos Strasser, presidente del mencionado grupoque redact la propuesta-base del programa de licenciatura, denominada ofi-cialmente Comisin para el Estudio de la Creacin de la Carrera de CienciaPoltica y sus Planes de Estudio. Y un artculo rubricado por MartnDAlessandro y Pablo Bulcourf, quienes han aportado en el estudio de laciencia poltica en nuestro pas. A todos ellos, nuestro reconocimiento y agra-decimiento por sumarse a este emprendimiento.

    | Jorge A. MayerDirector.[Carrera de Ciencia Poltica, UBA]

    Veinte aos en la historiade una idea

    OJO

    DEL N

    UM

    ER

    O A

    NTER

    IOR

    005_loque_JUL_07.p65 28/06/2007, 15:48111

  • C I E N C I A P O L T I C A . (112)

    Discusin sobre la ciencia poltica

    Cmo ensear Ciencia Poltica?*****

    | Dieter NohlenProfesor Titular Emrito de la Universidad de Heidelberg, autor de numerosos libros de Ciencia Poltica.

    COMO BIEN ES SABIDO, la Ciencia Poltica es una dis-ciplina de mucha tradicin. Se remonta a los tiem-pos griegos. Es la disciplina madre de muchas otrasdisciplinas, cuando con el correr del tiempo se for-maron dentro de su seno mbitos del saber queposteriormente se desvincularon de ella y forma-ron disciplinas independientes y autnomas, comopor ejemplo la economa, mejor dicho la economanacional. Esto es cierto para varias disciplinas espe-cializadas que hoy rodean a la Ciencia Poltica. Lasociologa, sin embargo, no nace de su mbito sinoque se desarrolla independientemente y mucho mstarde a partir de la segunda mitad del siglo XIX,justo en el momento en que la Ciencia Poltica, porel proceso de desintegracin que haba vivido du-rante siglos, prcticamente haba dejado de existir.A comienzos del siglo XX renace la Ciencia Polti-ca. Se la funda en Estados Unidos, se la refunda enEuropa, crece entre las guerras, sufre durante lostotalitarismos en Europa, mientras que la emigra-cin a Estados Unidos de muchos cientficos euro-peos y sobre todo alemanes da un gran impul-so para un mayor desarrollo de la disciplina enNorteamrica que, desde entonces, pasa a dominarla Ciencia Poltica a nivel mundial. As, finalizada laSegunda Guerra Mundial, en el contexto de laredemocratizacin en Europa, la Ciencia Polticaretoma su evolucin anterior a la guerra y recibe

    fuertes impulsos y orientaciones de parte de la Cien-cia Poltica norteamericana.

    En Alemania, especialmente, recobra importan-cia sobre todo por su ntima relacin con el desa-rrollo de la democracia. A diferencia de la sociolo-ga, que cultiva su autopercepcin y funcin de dis-ciplina crtica de la realidad (pinsese en la famosaEscuela de Frankfurt de Horkheimer, Adorno,Marcuse) la Ciencia Poltica en ese pas se desarrollacomo ciencia de y para la democracia, como cienciaque ensea la democracia, como ciencia en apoyo ala democracia. Sera esa funcin autoadscrita que lefacilitara a la Ciencia Poltica el reencuentro de sulugar en el espectro de las ciencias del espritu en lasuniversidades alemanas. Slo posteriormente, conla consolidacin de la democracia, y bajo la perma-nente influencia de la Ciencia Poltica norteameri-cana, la Ciencia Poltica en Alemania toma un desa-rrollo en direccin a una disciplina normal, una dis-ciplina enraizada en las ciencias sociales, ms am-plia en sus funciones en cuanto a reas de estudio,funciones de investigacin, crtica a la realidad, con-sultora para actores polticos y por sobre todo lafuncin de la enseanza universitaria.

    Relato esto para dar a entender que la CienciaPoltica tiene una larga historia marcada en cuan-to disciplina cientfica por grandes convulsionese ntimas vinculaciones con el desarrollo polticomismo, o sea por factores internos y externos a ladisciplina. Es sobre todo esta ltima dependencia laque contribuye a que pensando en comparacio-nes internacionales cada Ciencia Poltica tenga

    * Conferencia pronunciada en el Instituto de Asuntos

    Pblicos de la Universidad de Chile el 11 de abril de

    2002.

    005_loque_JUL_07.p65 28/06/2007, 15:48112

  • L O Q U E V E N D R . . . ( 1 1 3 )

    caractersticas propias, influidas por el propio desa-rrollo poltico del pas. Quien les habla viene de unpas en el que hoy en da la Ciencia Poltica est bienenraizada en el panorama de las humanidades. Lasreflexiones sobre la disciplina y sobre cmo ense-arla tienen este trasfondo histrico y contextual.

    Cuando uno plantea una pregunta no siemprees importante recibir una respuesta. Loscuestionamientos pueden tambin impulsar reflexio-nes. La pregunta del ttulo de nuestra charla se en-tiende como una invitacin a tales reflexiones. Mevoy a referir a cuatro dimensiones de reflexin.

    La primera se refiere al campo o cuerpo de co-nocimiento que engloba la Ciencia Poltica. All sedesarrollan dos ideas: por un lado, lo que son susreas para una diferenciacin interna de la discipli-na, y por el otro, lo que son las reas propias nece-sarias para poder formar una disciplina temtica-mente completa. La segunda dimensin se refieretomando en cuenta el objeto de estudio de laCiencia Poltica y sus consecuenciasepistemolgicas a la lgica y la metodologa de ladisciplina. La tercera dimensin se refiere a un m-todo especfico cuya enseanza me parece de pri-mer orden: el mtodo comparativo. La cuarta di-mensin, finalmente, se refiere a la enseanza de ladisciplina en un nivel de abstraccin que dista losuficiente de la poltica cotidiana para que elalumnado entienda que poltica y Ciencia Polticason dos cosas distintas, en primer lugar por los ob-jetivos diferentes y los correspondientes tipos deargumento